25 de agosto de 2010

¡EL MEJOR DIA DEL MUNDO!

No sé cómo celebrar mi cumpleaños aún (AKA: El Mejor día del Mundo). La vez pasada terminé botado en un muelle y me desperté allí mismo con el pantalón enlodado y los bolsillos llenos de galletas saladas... aún no sé cómo pasó, como tampoco sé la manera de empezar a escribir nuevamente, luego de mi auscencia, más que de esta manera.

Tenía la loca idea de posar DESNUDO o semidesnudo en esta página (es verdad) para celebrar mi cumpleaños, pero supongo que ya será hasta después cuando me sienta menos marrano... No se asusten, les avisaré con anterioridad a todos los hombres para que no vayan a ver mi poderoso pene lleno de cordilleras de venas sin desearlo; lo cual sería considerado un acto de homosexualismo involuntario, tanto para mí como para ustedes.

La verdad extrañaba escribir...

Estuve muchas veces tentado a hacerlo, pero no podía posponer mi viaje espiritual a la salvaje tierra donde me inicié en una nueva secta de personas que usan temas atigrados en sus calzoncillos. Menos iba a dejar de sostener mi palabra de aislarme del mundo de los blogs.

Pero, en fin... con motivo de recibir más comentarios, he implementado un nuevo sistema de comentarios bastante efectivo que les permitirá a ustedes comentar sin necesidad de tener una cuenta o postear como "anónimos"; además de que me servirá a mí para mandar a la mierda de una buena vez a la bola de frikis que mantienen una especie de relación odio/amor con éste blog y, lo que es peor aún, sin que nadie los tome en cuenta (como en su puta vida real). La verdad este tipo de personas como que le restan chingoneidad al blog; yo quiero personas parecidas a mí solamente, personas chigonas y machistas, nada de weirdos.

Hoy miércoles no creo publicar algo -a excepción de esto- porque seguramente pasaré el día con mi familia; después voy a ir a ver "The Expendables" (la mejor película del mundo) con Juan Carlos Tello, para hacer la mejor reseña/crítica y publicarla aquí, pues me la han pedido mucho; y el viernes y el sábado es muy probable que celebre y que en esta ocasión me dé por despertar en el vagón de un tren o habiéndome enrolado en el ejército mexicano. La verdad es que ni quiero hacer nada. En mi vida privada soy muy tranquilo; me choca tanto escándalo de hecho, pero a ver si me dejan mis amigos.

O sea que ya, oficialmente volveré a publicar periódicamente a partir del lunes.

En este día siempre tiendo a reflexionar. Y francamente. no tengo puta idea de qué será de mí en el futuro, pero de algo estoy seguro: por todos los años que me resten, sean muchos o pocos, malos o buenos, nunca jamás voy a dejar de intentar hacer las cosas un poco mejores valiéndome de cualquier medio del que disponga, cargo, empresa, célula y pensamiento, que no será otro más que la ferviente idea de equilibrar la balanza y de conciliar la tierra que piso, ya sea nutriéndola con sudor, sangre o lágrimas, para que se vuelva a tapizar de verde, el color de la esperanza y de los taxis del DF; mismos que intentaré sustituir por toboganes u otros medios alternativos, de preferencia, que usen un sistema de energía perpetua. Nunca pensaré en otra cosa más que en esto, y esto lo puedo jurar sosteniendo mis testículos como lo hacían los romanos (excepto de 9 a 10, que es la hora de mi monumental paja).

Recuérdenme con cariño, recuerden los momentos cuando se posaban en mis piernas (de manera no pedarsta) para que les leyera cuentos de H.C Andersen con una voz dulce y majestuosa, haciendo efectos de sonido con una lámina de aluminio y una grabadora con pésima calidad de audio. Recuérdenlo bien...


Atte. Príncipe Chingoneidad y Capitán General Máximus Vergae Falso Profeta, agora 28 años al abnegado servicio del planeta.

PD Perdón por el drama, pero me tomé unas copitas.

PD2 ¿Qué están esperando para felicitarme en Facebook?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...