25 de agosto de 2008

LHC

Un nuevo y fabiruchesco escándalo sobre el final del mundo anda perturbando gente en Internet como coyote en gallinero. Me refiero al que desataron los científicos Walter Wagner y Luis Sancho al demandar a un proyecto europeo llamado “Gran Colisionador de Hadrones” (LHC en inglés), por la causa de -¡pff! Nada importante- una insignificancia como POSIBLEMENTE PROPICIAR EL FIN DE TODO LO EXISTENTE el próximo 10 de Septiembre del 2008.


(¡Y yo que apenas terminaba de entoldar mi chabola luego del huracán!).

De acuerdo a estos pregoneros del apocalipsis, la probabilidad de que tal suceso ocurra es de un 75% al poner en marcha el enorme colisionador.

Una de las posibles calamidades que podría desatar el LHC –un túnel de 27km en forma de círculo- sería el formar un agujero negro que se tragara por completo nuestro planeta. Otra, es que produzca la llamada materia extraña, algo así como la mancha voraz, que se iría haciendo más grande a medida en que se comiera horripilantemente árboles, casas, humanos, puestos de antojitos, volcanes y casas de interes social del ISSTE (como si necesitaran de mucho para caerse).

Para resumirlo, el echar a andar el proyecto es una moneda al aire:

a) Si sale cara, solo crearán materia extraña y agujeros negros inestables que se evaporarían al no poder atraer materia hacia ellos. (O sea, no pasaría nada)
b) Si sale cruz, crearán materia extraña y/o agujeros negros y en pocos segundos sentirían cómo su cuerpo empieza a concentrarse hacia dentro hasta llegar a un nimbo en el que no estaríamos ni vivos ni muertos.


Sea cual sea el hado, estos dos controversiales científicos tienen las de perder: o se mueren junto con todos nosotros o quedan en ridículo mundialmente siendo el hazmerreir de cualquier gremio científico, en el cual, por cierto, nadie se embriaga nunca y todos usan los pantalones 15cm arriba del ombligo.

Lo que sí es un hecho es la cantidad de dinero invertida en semejante pedazo de investigación: de €3.2 a €6.4 billones de Euros (unos 72 000 millones de pesos). Yo con eso me compraría un Lamborghini, una cama hecha de implantes de senos, un ventilador de 3 velocidades o un cachorrito; o tal vez me añadiría órganos extra al cuerpo para ser más poderoso. Pero bueno, tal cantidad de dinero seguramente beneficiará en mucho a la humanidad.

Veamos para qué nos servirían los costosos resultados obtenidos por el LHC:

• Saber qué es la masa (se sabe cómo medirla pero no se sabe qué es realmente)
• Conocer el origen de la masa de las partículas
• Entender el origen de la masa de los bariones
• Saber cuántas son las partículas totales del átomo
• (Entre otros parecidos)


¡Vaya, por fin alguien proporcionó el suficiente dinero para algo que en verdad vale la pena y que cualquier habitante promedio del planeta tenía dudas acerca! Quizá por fin nuestra raza tenga un brillante horizonte en el futuro… Justo lo que la humanidad necesitaba: saber qué es la masa.













¡Carajo! ¿A quién mierda que tenga novia le importa el origen de los "bariones"? A nadie que yo conozca, eso es seguro. No pudieron mejor invertirlo en algo que la humanidad necesite más, como por ejemplo… mmm… no sé, no puedo pensar en algo mejor que lo que hace el colisionador de hadrones… ¡Bueno, sí! ¿ALGO QUE SALVE MILLONES DE VIDAS, por ejemplo? ... o una bagatela como ¿SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS DE CONTAMINACIÓN MUNDIALES?... o no sé, quizás ¿UN INVENTO QUE NO TUVIERA POSIBILIDADES DE DESTRUIR EL MUNDO?


Qué bueno que sólo soy mitad humano. Me avergüenzo de ustedes, asquerosos nacos. Porque en el muy remoto caso de que un error de cálculo engendrara un monstruo cataclísmico dentro del LHC (la probabilidad de que algo así suceda –según todos los científicos del mundo excepto dos– es menor a la que tiene un asteroide de impactarnos), quedaríamos como una de las razas más idiotas en los anales del universo, por haber invertido nuestras riquezas para autodestruirnos ridículamente apuntando el cañón al propio estómago y por haber querido fornicar con los más fascinantes misterios ecuménicos antes de saber limpiarnos las nalgas como planeta.


De cualquier manera todos moriremos algún día y nos desintegraremos igual. La mayoría de la gente no le teme a la muerte, pero sí a morir infelizmente; a quedar debiendo en el balance general, teniendo más aflicciones que sonrisas. Por mi parte, yo me daré por servido el día en que me folle sobre una motocicleta, camino hacia Estonia, a una enanita mocha de una pierna y que se pinte las uñas de negro.

* * *

No sé si debí de escribir eso último. Ustedes disculpen. Algo muy raro me ocurre últimamente. No sé si lo que digo es verdad, o si lo que veo es lo que creo que veo… ¿Qué es éste brazo? ¿Qué es esta palma de mi mano?… No distingo entre realidad y ensueño, y creo que uno de estos se encuentra paradójicamente dentro del otro. ¿Qué tal si soy un demente y todo lo que vivo y percibo es una ilusión? Todo éste mundo, mi familia, son un invento mío para escapar de una realidad cruel y desgraciada. O tal vez lo que ustedes leen no existe, Falso Profeta no existe; soy quizá, producto de su imaginación y en el momento en que me olviden me desvaneceré. O a lo mejor sí fuimos absorbidos, o sí fui absorbido, por un agujero negro, mi cuerpo se desintegró y mi pensamiento quedó atrapado en un estado trepidante entre el tiempo, la energía y el espacio…




Jaja, no lo creo, son sólo desvaríos de madrugada… Seguiré escribiendo… jajaja…






...





...



¡¿?!




¿EEehh? ¿Q-qué es esto? ¿Qué les pasa a mis manos? Siento como si se ...





¡Qué carajos!




¡No, por favor! ¿Qué pasa? Esto no puede ser... ¡Diooooooooooooooooooos! Es una pesadilla...







WHUAAAAAAAAAAAAAAAAAAALAPERGGGGGGGGGGAA!


¡MIS BRAZOOOOOOOOOOOOOOOOOOS! ¿QUÉ ES ESTO? AAAAAAAAAAAAARGGGHHH






¡WWUOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! ¡AARRRRRGGGGGGGG¡ AYÚDAME POR FAVOOOOR! AAAAARRRRRRRGGGGGGGGGGGGGG!




UUAHHHU#%#! MI CAWBEZAAAAAAAAAAAAAA,, WMI WBOOOOOOOCAAAAAAAAAAAAAAA! FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFGHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH...



AAAAAAAAAAAAGGGGGGGGGGGHFFLLL


¡UUUUUUUUUUUUUUUUARRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRGGGGGGGGG! UUFFFALAVERG!

#$#%!


E=MC2




AAAAAAAAAAAAAUUUUU WEEWWUUHHHH!





¡AUXIIIIILIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOooooooooooooo!

19 de agosto de 2008

Concepción de Dios según yo...

Una pregunta para vosotros:

¿Qué personaje de Starwars creen ustedes los nerds que sea quien aparece en la siguiente fotografía?



-¡Errr!- Se equivocan. La respuesta es: ninguno.


Se trata de José Mestre, un fervoroso testigo de Jehová nacido en Portugal que, en su niñez, fue diagnosticado con un tumor en el labio que pudo ser tratado con una simple transfusión de sangre, pero, no obstante, y debido a que las leyes religiosas de los testigos de Jehová se lo prohíben, él y su familia rechazaron aquella "diabólica" idea, y desde ese entonces el tumor ha crecido hasta convertirlo en esto:



¡Oarr! La próxima vez que vean cómo preparan la carne para hamburguesa se acordarán de éste post.

El tumor mide unos 45cm y pesa cerca de 6kg (más o menos lo que mi órgano sexual). Aún así, sus ojos no están del todo obstruidos y su boca es lo que se encuentra en la parte inferior de la protuberancia. En éste video pueden verle comer. ¡Uummm... yummmyyyy!

La postura en la que se abstiene Mestre para no recibir una transfusión sanguínea —aparte del profundo pozo de ignorancia que caracteriza a los testigos de Jehová— es que, de acuerdo a varios pasajes de la biblia, es pecado beber sangre humana...

O sea, ¡beber sangre humana!, no transferirla para el bien de la gente, como por ejemplo... mmm... no se me ocurre nada que pueda hacerle bien a alguien con una transfusión sanguínea... ¡Ah, esperen, ya sé! ¿SER FELIZ, POR EJEMPLO? o tal vez ¿PROLONGAR LA VIDA DE ALGUIEN?


Beber (Del lat. bibĕre).

1. intr. Ingerir un líquido. U. t. c. tr.
2. intr. brindar
3. intr. Hacer por vicio uso frecuente de bebidas alcohólicas.





«¡Hola! Mi nombre es Vlad Draculea, y no puedo ser considerado testigo de Jehová ya que me encanta beber sangre humana. Sin embargo, a pesar de mi condición demoníaca y mi proterva crueldad, sé diferenciar fácilmente entre dos actividades humanas simples como lo son el beber líquidos paganamente o el transferirlos mediante instrumentos médicos para salvar vidas. ¡Qué hipermegamalísima onda que los testigos de Jehová piensen así!»



Otra de las cosas que consideran pecado es la donación de órganos ya que, no para el libro, ni para Jehová, ni para la gente común, si no para un grupo de viejos ignorantes, penechicos y acomplejados esto sería una forma de canibalismo.

¿Qué carajo? Si a tales extremos vamos, entonces qué también sea pecado el hecho de que las testigo de Jehová no vistan largas faldas que oculten sus piernas sin rasurar más velludas que las que tendría un futbolista musulmán que usa esteroides… ¡Ah, no, esperen! ¡Ese también es pecado para ellos!

Eso es lo que me hierve las bolas. Yo he leído la biblia y me parece un libro con consejos útiles, enseñanzas bien intencionadas para ser gente de bien, además de ser un estimulante espiritual. Sin embargo no se dice nada acerca del uso de minifaldas, o sobre la maldad de los condones, o de abstenerse del sexo hasta el matrimonio por la iglesia.

Esta es la versión de gente ignorante y manipuladora que interpreta el Corán, la Tora, la Biblia, el I Ching, o el Chilán Balám a su manera —llena de complejos, frustraciones y traumas— y que, con su cargo religioso, se sienten dignos de inventar sus propias leyes proclamando con soberbia que su palabra es la palabra de Dios... ¡qué hijos de puta!

Tal es una de las principales razones por las que apostaté mis necesidades espirituales a cualquier doctrina religiosa existente y yo mismo creé mi propia religión frankestein, donde le rezo a mi Dios todas las madrugadas desnudo en la azotea, ostentando un sombrero de cabeza de león, alineando mis extremidades con los astros helénicos y cantando canciones de las ardillitas al revés.

Yo me imagino a Dios de la siguiente manera:



...






...


¡CHAN CHANNN!


(click para ampliar)

Dios es un gigantesco pulpo de unos 980,000 millones de kilómetros de diámetro aproximadamente, con cabeza semihumana parecida a la de Zeus y una larga y acicalada barba blanca hecha de nubes. Porta una corona fabricada con las estrellas más brillantes del universo y una majestuosa capa imperial que envuelve el tiempo. Tiene un telescopio que le permite ver más allá de lo insondable y unos omnipotentes tentáculos mágicos, más refulgentes que una supernova, de los cuales se desprenden incontables trillones de hebras invisibles que le permiten manipular todo lo existente: las cuatro fuerzas de la naturaleza, la materia, la vida, el pensamiento, la creación, el bien y el mal, que son la misma esencia en distintos matices. No le podemos ver porque se encuentra en un estado vibratorio elevadísimo que le hace desaparecer; aunque, debido a que Él lo envuelve todo con sus filamentos, estamos en contacto directo. Tiene bajo su mandato a billones de sirvientes que varían en rangos y a cada uno le corresponde una tarea distinta en el universo. No se atiene a sentimientos, ni está humanizado: es una máquina de inviolable justicia que castiga y recompensa en la manera en que uno se comporta. Ah, y tiene una Hummer verde del año.

Mi pregunta es ¿por qué si Dios es tan bueno (suponiendo que Dios es un ser antropomórfico que vela por los sentimientos humanos y no un pulpo gigante que funciona como una caja de leyes insensibles) y quiere lo mejor para nosotros, entonces nos contradice con cuestiones religiosas como una transfusión de sangre que nos podría salvar la vida, pero que sin embargo “es pecado”, y que él no quiere que violemos esa “ley”, pero sí quiere que nosotros estemos bien porque le interesamos?


(click para ampliar)



(click para ampliar)

No tiene lógica, es estúpido. Si Dios es bueno y nos quiere y nos portamos bien, él estará de acuerdo con la decisión que tomemos que nos haga felices. Punto.

Con esto no digo que la religión sea estúpida o algo parecido. Sólo son estúpidos los que la acatan con una acepción diferente a lo que debería de ser, es decir, los que la distorsionan a la manera en que ellos mismos se sienten bien; la manera que les conviene porque palia sus frustraciones, la que los hace sentirse menos infelices, la que impide a otros lo que ellos mismos no pueden hacer, la manera de la antinaturaleza, la que está hecha de mierda, de soberbia y de ignorancia; esa, señores, es la que deberían de tirar a la basura, y sí recibir la del buen vivir, teniendo en cuenta que sea cual sea el libro, estos son viejos y tienen conceptos en desuso.


¡OBEDEZCAN AL PULPO!

12 de agosto de 2008

Soy tan anticuado

Pues total que venía yo en el camión del servicio urbano bailando cumbia con la señora de las tortillas, al vaivén pedregoso de la ruta y al compás de los aplausos y del “ea, ea” festivo de los pasajeros, quienes ya habían hecho círculo a nuestro alrededor; cuando a lo lejos, en un parque, vi a un grupo de adolescentes vestidos todo de negro, con ropajes ajustados y un largo fleco chapopotero cubriendo la mitad de su rostro, cosa que me hizo tomar acción inmediata.

Fue entonces que rompí la cadencia de la cumbia y, como si fueran persianas, despejé al grupo de pasajeros que me estorbaban el camino hacia la parte delantera del autobús. Luego quité al chofer de su asiento, pisé el freno hasta el fondo gritando con todas mis fuerzas: “¡BAAAJAN ALAVERRGAAA, BATO!”, y giré bruscamente el volante hacia la izquierda volcando el vehículo que arrasara con automóviles, testigos de Jehová, mimos, una marcha de lopezobradoristas y todo lo que se interpusiese en su caótica trayectoria.

Cuando al fin se detuvo el bólido, me quité los muertos de encima, me limpié mi camisa para yates y después corrí sigilosamente a donde haraganeaban los raros adolescentes, los cuales hablaban afásicamente de MTV y de otras fruslerías producto de modas idiotizadas. Enojado encendí la mecha de un puto palomón, de esos que truenan como petardos, y lo arrojé en medio del grupito… Y justo cuando se dieron cuenta de lo que se trataba…

Image Hosted by ImageShack.us


¡BOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOMMM! El cuetón despertó un eco desde el parque municipal hacia las montañas, haciendo huir a todos los pichones de las arboledas y encendiendo las alarmas de los carros cercanos, mientras los elmos trataban de disipar el humo con sus manos de niña y se limpiaban el hollín del rostro. Me reí tan fuerte e hice tanta fuerza en el estómago que me desperté. (Esto último fue verídico y sucedió ayer).

* * *

Y es que yo fui educado como hombre, no como puto. Estoy hecho a la antigua. Con el tristemente descontinuado método del fascismo paternal: a tinta de periodicazos en las nalgas y sin derecho de réplica. Crecí en una cultura chingona de machismo, santurronería y homofobia renuente a tendencias modernistas engendradas por escoria occidental. Nada de “aaay, ay, yo soy amigo y confidente de mi hijo". "Estoy en contra de los castigos y a favor de la comunicación”. ¡Pff! ¡Qué puterías son esas! A mí me pateaban el culo cada vez que destruía cristales vecinos o quemaba todo lo que me encontrara (era yo de esos niños). Se me enseñó a no pegarle a las mujeres, pero sí a considerarlas incapaces de conducir un vehículo sin que choquen con un letrero gigante que dice ALTO con letras fosforeceentes o atropellen 100 niños en menos de 2 minutos. Se me enseñó a nunca sodomizar hombres ni viceversa, a no llorar por las heridas, a dejar limpio el plato, a no usar bufanda, a lanzar fuerte la pelota y a no taparme la nariz al brincar en la alberca. ¡Como hombre! (agitando el brazo).

Mis prejuicios con la gente y mis ideas neomachistas surgieron con el tiempo a medida que me enajenaba con películas de acción y me juntaba con amigos vivales con maneras de pensar a fines a las mías, criados en ambientes similares, en donde la única conversación que se escucha en el comedor familiar es la que ameniza y sale del televisor.

Por ejemplo, si estuviera yo con mi mejor amigo y nos pusieran las siguientes imágenes, los adjetivos que usaríamos para calificar a las personas que allí aparecen serían de éste tipo:

*Nota* Para que esto funcione mejor, vean primero la imagen y después digan el primer adjetivo que se les viene a la mente. Si pensaron lo mismo que yo entonces son igualmente prejuiciosos.

8==============================================D

MUSEO DEL PREJUICIO 2008

Ellos son unos...






Lo que yo habría dicho: Hippies, greñudos, drogadictos, motorolos, locos, harapientos, mugrosos o apestosos.



Ellos son unos...



Drogadictos, huevones, porros, motorolos, malandros, rockeros, greñudos o hippies.




Ellos son unos...



Malvivientes, drogadictos, vándalos, basura, nacos, delincuentes, porros, malandros, pandilleros o anarquistas de mierda.




Ellos son unos...



Travestis, vampiros, sidosos, calaveras, raros, drogadictos, feos, huevones, rockeros, transexuales o satánicos.



Él es un...


Delincuente, cholo, pandillero, malviviente, naco, malandrín, mara, drogadicto, trampa, gentuza o alcohólico.




Ellos son unos...


Homosexuales, jotos, greñudos, bisexuales, drogadictos, rockeros, maricones, anoréxicos, mongólicos, huevones o putos.

¿A poco no fue divertido el tour?
8==============================================D

Mi prejuicio no puede ser considerado como ignorancia ya que estoy consciente del mismo, ni tampoco como racismo porque ninguno de mis denuestos posee naturaleza racial. Es un modo de burlarme de la gente diferente a mi; un comportamiento inmaduro que me hace feliz. Ya mero voy a ser como aquellos hipócritas que se la tiran de intelectuales y cosmopolitas yendo a marchas de tolerancia, o en favor de los pobres, pero por otro lado, muy en el fondo, ven a los paisanitos sombrerudos como personas inferiores a las cuales pueden acudir cuando les inste un safari humanista que los haga sentir menos miserables, o les adornen su currículum con unos párrafos más de servicio social ¿verdad, aventureros en la sierra chiapaneca? Nah, yo prefiero ser honesto y decir entrecejo: "Pinche bola de hippies apestosos, ya dejen de fastidiar con sus tambores".

A lo que voy es que yo tengo costumbres anticuadas que me enorgullecen y que jamás voy a cambiar, como por ejemplo:


Tener un corte decente de cabello.


Así es como debe de ser un buen corte de cabello: Sobrio, recto, delineado, aburrido, sin pretensiones ni necesidades de ser diferente o encajar en un grupo, anticuado y sin patillas. Eso es lo que yo llamo un buen corte.


No hablarles de "güey" a las mujeres.

No me gusta dirigirme de esa manera a las mujeres, es estúpido y vulgar. Aparte siempre he aborrecido el tono fresa con el que lo vocean algunos: "Nooo gueeeeeeeeyyy, eso está del naboooooo gueeeeeyy." ¡Puta madre! ¡Me enervan los huevos, putos fresas! Me dan ganas de pasarles la catana por el cuello cuando lo dicen y ver cómo se ahogan con su propia sangre.


Celulares para maricones, celulares para verdaderos hombres.

Yo no sé cómo hay pendejos que son capaces de gastarse toda su quincena y quedarse sin un frijol con tal de comprarse el nuevo celular T-BeverlyHills90210, que dicen, te arrulla cantándote al oído y te da consejos de motivación de Miguel Ángel Cornejo cada mañana. ¿Para qué quiero yo tener Office 2007 en mi celular si apenas se puede escribir en un teclado tan chiquito? Carajo, el celular es para llamar y recibir mensajes, si quieren entretenerse váyanse a un puto parque de diversiones o consíganse uno que sea capaz de rellenar los huecos existenciales de personas inseguras. Si vendieran uno que se comunique a través de señales de humo seguramente lo cambiaría por que tengo ahora.

Ustedes decidan qué clase de persona quieren ser:


El manflorita de modales remilgosos que con lo único que ha reñido en su vida es con enormes penes en las fronteras de su culo, y que se acaba de comprar el nuevo celular multifunciones súper chic y fashion...





O el MEGA-CHINGÓN respetadísimo, aferrado a un pasado vietnamita de desollamientos y tortura, que se compró un celular en el 91 y no ha querido cambiarlo desde entonces, teniendo aún problemas para entenderle a las escazas funciones de tal.


¡alapeeeeeeeerrrrrrrrgaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!


Música anticuada para cincuentones enamorados.

No hay nada como la música que escuchan los rucos cincuentones en la madrugada cuando están borrachísimos pensando en su amante. Con esto me refiero a las canciones de José José, el ídolo de los borrachos; de Roberto Carlos, el gurú de los viejos raboverde; o del magistral Carlos Gardel con sus tangos apasionadísimos. Yo escucho éste tipo de música cuando ya está amaneciendo, apenas pudiendo cambiar de canción, babeando, con la mirada perdida, inventándome amores y recordándolos con las canciones como si en verdad los hubiera vivido. Hasta el culisisísimo.



No me gusta que las mujeres se vistan como zorras.

Me gustan guapas y con cuerpos pornográficos, pero no me gusta que se vistan como esquineras y sentir cómo las miradas de los transeuntes se clavan en sus nalgas como si fuera un palillo en un jamón botanero.

Por ejemplo, esta manera de vestir se me hace conservadora pero a la vez muy sexy y que enseña lo suficiente.


¡Auuss! Eso es lo que yo llamo mujeres sensuales y modernas...


MTV es mierda.

Nunca me gustó MTV, ni cuando era un puberto pendejo. Sólo veo Southpark y los Jackass, cuando aparecen. Le perdí el respeto que nunca le tuve cuando pusieron a un grupo llamado Kudai como artista del mes. ¡No seas mamón! Qué puta canción tan cursi esa de "los niños nosequé", donde ponen imágenes de tribus somalís, tanques de guerra y patitos cubiertos de petróleo. Hasta me dió una parálisis facial del coraje y tuve que normalizarme pegándome un chingadazo con la piedra del molcajete. Puros grupos maricones. Además, los conductores son de lo más fatuo que he visto en la tele, hablando en con un tono supercool y buena onda. Todos ellos tienen que usar sus nombres abreviados como 'Tavo, Jaz', o Edu', para que el televidente se sienta más empático con ellos, rebajados al mismo nivel de inteligencia.

Otra cosa. La idea básica de los programas basura hechos en MTV latinoamérica es: un erupto de un gordo comepizza rockero que no tiene futuro y que tiene voz de mongol es sinónimo de éxito televisivo; así están de pendejos los guionistas. ¡Ah, pero ser guionista de MTV también es sinónimo de originalidad!


¡NO LO ES!


Nunca veré películas animadas por computadora

Nunca he visto una película de animación computarizada tipo Shrek y jamás la veré. Entre más me invitan a verlas menos voy a ir, me niego a abandonar el romance por las caricaturas viejas. No me importa si son graciosas o creativas, prefiero que me pongan la tonadita de Laura en América el día de mi boda camino al altar que ver una de esas mariconadas dirigidas a un público unineuronal. Nada como una buena cinta animada descarapelada en blanco y negro que trate sobre un ratón que le roba el periódico a un policía, musicalizada con un piano de cola en vivo. O como Gokú partiendo en dos a Frizzer o haciéndole un puto hoyo en la panza a un monstruo barrigón hecho de goma.





Si en verdad eres hombre, vas a quemar el estuche del dvd de cada una de las películas animadas que hayas comprado y vas a dejar que el plástico derretido caiga sobre tu brazo para expiarte de tus pecados amariconados.

* * *

En fin, para que se den una idea...

  • Soy tan anticuado que mi reproductor portátil de música no es un Ipod, si no un gramófono integrado a una mochila Sansonite que cargo en mi espalda junto con unos audífonos de piloto aviador de la segunda guerra mundial.
  • Soy tan anticuado que todos mis amigos tienen más de 15 años de estar jubilados del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia).
  • Soy tan anticuado que si unos astronautas atravesaran un campo electromagnético inestable y tuvieran que aterrizar de emergencia en una zona desolada de la tierra en donde solo estuviera yo, entonces creerían que han viajado al pasado porque acostumbro usar pelucas de aristócrata inglés del siglo XVIII.
  • Soy tan anticuado que estoy convencido de que el hombre es el centro del universo y que el sol y los planetas giran alrededor de la tierra.
  • Soy tan anticuado porque estoy pronto a cumplir años y eso exacerva mi estado de antiguedad de hoy día y me hace escribir muchas pendejadas como las de hoy.

4 de agosto de 2008

Si se reuniera todo el oro conocido del mundo...

Hoy, mientras innovaba combinaciones ofensivas para gritarle a los automovilistas agitando mi brazo en forma de "L", conmovió en mi ser de masculinidad de hielo la feble figura de una niña pidiendo limosnas entre los carros detenidos por el semáforo.

Fue tan triste verle rogar por unas monedas, tan frágil, desconsolada e inocente criatura humillándose a tan prematura edad, ¿cómo creer en Dios los ateos? No dejé pasar la oportunidad para experimentar por primera vez en mi vida lo que es el llorar, así es que afecté mi rostro mostrando sufrimiento y tensé mi cuerpo haciendo mucha fuerza para escurrir una lágrima de condescendencia, pero en vez de eso se escurrió un ventosidad tamborileante por la parte trasera de mis calzoncillos acompañada de una ligera humedad. Pero aún así, ¡yo quería salvar a esa niña!

Entonces mi menté dió vueltas en el asunto, y cuando ya no encontró una mejor manera de ayudarla que con una moneda de 10, comenzó a delirar con un mundo de riquezas igualmente distribuidas entre todos los seres humanos.

Una de las cosas ridículas que fantaseé fue que se reuniera todo el oro conocido del mundo y luego se repartiera equitativamente entre cada una de las familias habitantes del orbe. Piénsenlo bien, son unas 200 000 toneladas del mineral más preciado repartidas entre la gente como si fuera dinero. ¡Adiós a la barriga Kwashiorkorera de los niños africanos!

Si esta noble utopía así fuera, entonces cada familia del planeta tendría una alegre casa con lujos moderados pero servicios completos; un colorido jardín lleno de aromas, con luciérnagas centelleando durante la noche, risillas infantiles recorriéndolo por la tarde y un escaño para sentarse a leer en la mañana; un instrumento musical, una chimenea para invierno y un estante lleno de libros viejos; un auto solar, un árbol frutal, una pareja bovina y una parcela para cultivar. Una vida relajada y bien vivida ajena a la presión de la competencia por tener más que el otro; lo único que tendríamos que hacer es esforzarnos en encontrar alguien para amar y soltar la rienda de nuestro instinto parasimpático, o sea, el dejarles los mecánicos en el taller/llenarles el jarrito de pulque a las mujeres para procrear.

Todos serían felices y sin hambre hasta el momento en que la gente comenzara a desear más

(¡Mierda, estoy escribiendo como miss universo!).

Yo deseo la paz mundial y que todos sean felices algún día al repartir las riquezas por igual porque soy un gentil hombre, pero sobre todo: sencillo.




...



Aunque un muchísimo mejor uso que se le podría dar a todo el oro que hay en el mundo sería el siguiente:







Una gigantesca estatua mía fabricada con todo el oro del mundo y del tamaño de mi megalomanía, donde la gente pudiera alabarme todos los días y hacer crueles hecatombes humanas en mi honor, recibiendo en cambio la felicidad de mi gracia rebosando en sus corazones.

(Imaginar la fotografía de mi muy fidedigna estatua con música apoteósica de película sobre el imperio romano tipo Ben Hur: PAMM PAM PAM PAAMMM... PAM PAM PAM PAAAAAAAAMMMM, PUMM PUURRURUUNN PUM PUM PUM PUM PUMMMMMMMM... PAAAAAMMM PARARAM PAM PAMMM PAAMMMM... PUUMMMM PURURUM PUM PUUUMMMMMMM, PAMPAMPAM PAMMMMMMM... PUMPUMPUM PUM PUUUMMM).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...