23 de abril de 2009

¿Te gustaría pelear contra falso profeta?

Pues puedes hacerlo aquí:!

http://falsoprofeta1.elbruto.es/

No sean gandallas quienes son de niveles superiores. Yo acabo de empezar (¡viva la procrastinación!). Tendrás la oportunidad de llamarme "maestro" con brillo en los ojos, y de que yo me refiera a ti como "hijo mio".

20 de abril de 2009

Siete cosas que me frikean

Pues total que no había podido yo escribir porque me contagié de un extraño virus al momento en que ejercía yo mis extraordinarias habilidades de faquirismo en la zona de deshechos nucleares de Laguna Verde, simplemente cuando pisé un tubo filoso fosforescente que me causó una herida profunda y no hice caso sino hasta el otro día cuando me crecieron varios tentáculos en la espalda, y no pude hacer otra cosa mas que mochármelos y prepararles con ellos un coctel de "pulpo" con camarón a sus respectivas progenitoras (de los anónimos freaks), quienes yacían derrotadas en mi cama, todavía convulsionando su vientre en espasmos de de deseo consumado (como si estuvieran exorcizándolas o como babosas con sal), e hirviendo su sangre en torrentes de magma que recorrían cada milímetro de su gordo y desnudo cuerpo; no sin antes agradecerme: "eres el mejor amante de todos los universos, Falso Profeta; ¡ah! Por cierto... mi hijo no tiene novia, creo que es homosexual".

En fin. Dadas mis vanas excusas procedo al post.


7.- MARIPOSAS GIGANTES

Hay muchas cosas que me frikean, como ya he contado en ocasiones anteriores. Una de ellas son las mariposas gigantes, temibles monstruos alados que aterrizan en el cuello de sus víctimas -como yo-, pasando cada pelo de sus patas por las partes más sensibles del pescuezo y estremeciendo toda nuestra línea de nervios desde el occipucio hasta el coxis, casi llegando al ano; haciendo que al final nos sacudamos el cabello, nos quitemos la ropa desesperadamente y salgamos huyendo lo más rápido posible de la escena; y si hay un estanque de agua cerca, entonces nos tiramos un clavado como en las caricaturas.

El problema es cuando se meten a tu casa. Una vez se metió una a la mía, un puto tamalón de mariposa, parecía hoja de plátano; incluso hacía un peculiar ruido con sus alas cuando volaba, algo así como un "flup flup" suavecito que soplaba por tus oídos. ¡Hasta lo borracho se me bajó! Y eso que andaba yo hasta el culo. Tuve que amarrarme los testículos con una cadena para buques y pelear con ella usando un cobertor como adarga y una escoba como lanza, emulando a mi siempre favorito Don Quijote contra el gigante Caraculiambro en la ínsula Malindrania, sólo que un poco más ridículo y menos valiente.

Y cómo ser valiente cuando se tiene enfrente una abominación como esta, sólo que tres veces más grande que como la ven allí:



¡Eso es lo que yo llamo algo espeluznante!



6.- FOTOGRAFÍAS DE CACHORROS CON UNA PERSPECTIVA DONDE SE LES VE LA CABEZA GIGANTESCA.


Cada vez que estoy en la sala de espera de algún centro de atención médica leyendo revistas viejas o nuevas y me topo con una fotografía tan cursi como esta me frikeo en demasía y recorto las hojas cuando nadie me ve, luego las tiro en el cesto de la basura como la gente decente.

Yo no tengo nada en contra de los cachorros, de hecho me caen bien y me gustan; pero cuando veo cosas así no hago mas irritarme o ponerme nervioso. Sólo véanlos, los cachorros son y parecen estúpidos; cada vez que algún idiota les toma fotografías así sólo los hace parecer más estúpidos. ¡Vean, vean las desproporciones! Este tipo de imagenes suelen cautivar a niñas o adolescentes con problemas de sobrepeso; fueron hechas exclusivamente para ellas y no para la gente normal.

No lo sé, supongo que este trauma surgió cuando alguno de mis papás me llenaba la cuna con globos con estampados de dibujos ojones y cabezones. O tal vez le mostraban más afecto a los cachorritos que a mi en mi cumpleaños. O tal vez sólo soy amargado.


5.- ANCIANOS O GENTE EN GENERAL QUE NO SE RECARGAN COMPLETAMENTE EN SU ASIENTO



Una vez venía yo de Puebla en un autobús y me tocó sentarme junto a un viejito de esos que suelen hablar de la revolución. No parecí interesarle para conversar, ni él a mí; o más bien él parecía estar cavilante e inmerso en alguna cuestión desconocida.

Los primeros diez minutos del viaje transcurrieron bien, no obstante, algo de él me comenzó a incomodar. Todas las personas del autobús estabamos recargadas y habíamos echado hacia atrás los respaldos de los asientos, pero él no. Poco a poco crecía mi molestia al pensar que el anciano no estaba cómodo y, pasado un rato más, le dije: "señor, si quiere puede echar su asiento para atrás y recargarse presionando aquél botón". El anciano regresó por un momento de su mundo y me respondió: "No, no, así está bien. Gracias, joven."

Me quedé sorprendido. Me puse a pensar en todas las explicaciones posibles por las que se había negado a estar más cómodo pudiendo estarlo. No cabía en mi cabeza tal incoherencia y me obsesioné aún más todavía, mucho más. Pasaron muchos minutos de la misma manera. Empecé a mover mis piernas ansiosamente y lo miraba de reojo cada dos minutos preguntándome en mi mente "¡POR QUÉ MIERDAS NO SE RECARGA!". Luego le dije: "jeje, están muy cómodos estos asientos ¿verdad?", y me recliné un poco como incitándolo con la mirada a que se recargara.

Para colmo eso tampoco resultó. Habían pasado unos 35 minutos desde entonces y yo ya estaba desesperado. Utilicé otras tácticas para disparar su subconsciente con efectos espejo como el bostezar frecuentemente frente a su campo de visión para que le diera sueño y se recargara para descansar; también estiraba mis brazos a lo alto y luego me echaba al asiento sacando un suspiro de satisfacción; incluso llegué al extremo de fingir una llamada de celular en donde le decía a mi amigo imaginario que me dolía mucho la espalda y que me tenía que recargar todo el tiempo.

Nada de eso le afectó. Para ese entonces mi mente era ya edificios en llamas, sonidos de ambulancias y gente corriendo y gritando por todas partes. Estaba tan desesperado que fui al baño a mojarme el rostro buscando otra técnica. Luego regresé determinado a inventarle un rollo quiropráctico para que se recargara y me di cuenta de que se había quedado dormido en esa posición. No pasando mucho llegamos a una zona de topes y la misma inercia lo llevó hacia atrás quedando su espalda totalmente recargada. El viejito comenzó a roncar.


4.- QUE NO HAYA LECHE CUANDO YA ME SERVI EL PLATO CON CEREAL

¡Fuuuf! Eso sí que me revienta las bolas.

Ayer a la media noche me serví un plato lleno de "zucaritas". Ya mi boca estaba salivando por el antojo cuando fui por la leche, y al momento en que la luz del refrigerador iluminó mi cara con mis ojos buscando un paquete de "Alpura", no encontré nada, me exasperé repentinamente y grité: "¡Me cago en el trono del Papa! ¡Maldigo a todos los ángeles del cielo y a todos los demonios del infierno! ¡Que se mueran todas las vacas y los lecheros del mundo!". De verdad que esa es una de las cosas que más me enojan en la vida. Tanto ha sido mi enojo que incluso me he comido mi cereal con yogurt o con jugo de naranja, nada más para desquitarme el coraje.


3.- RUIDOS CASI IMPERCEPTIBLES (menores a 10 decibeles) CAUSADOS POR DESAJUSTES DE TORNILLOS, FALTA DE ACEITE O BASURITAS.

¡Tienen el mismo efecto en mi que el de un mosquito!



2.-SUEÑOS ABURRIDÍSIMOS QUE IMPLIQUEN JUGAR AJEDREZ CONTRA MORGAN FREEMAN O COSAS MÁS ABURRIDAS AÚN.




Últimamente he tenido sueños aburridísimos que no son nada comparados con aquellos en donde uso sombrero y me agarro a balazos contra narcotraficantes (así como en una película de los Almada), o le arrojo automóviles al ejército con mi telequinesis, o vivo adentro de la barriga de una ballena azul durante mucho tiempo. Por ejemplo, hace unos días soñé que jugaba ajedrez en contra de el actor Morgan Freeman.

Debo decir que fue uno de los sueños más desesperantes que he tenido. El tipo era lento en cada movimiento, y cada que movía —por milagro— se sacaba alguna frase de reflexión como las que suele sacar en sus películas, tipo: "la naturaleza del pájaro es volar, así como la de un hombre es amar; el pájaro ama volar y el hombre vuela cada que ama; puedes cortarle las alas al pájaro, pero nunca sus deseos de volar; puedes decirle a un hombre que no ame, mas nunca dejará de amar". Ahora imagínense un movimiento de piezas lento, torpe e indeciso acompañado de un chiflido producido por los largos pelos de su nariz en cada respiración, más una larguísima serie de retruécanos y juegos de palabras mamones con tintes de reflexión; todo durante las 3 o 5 horas que duró el sueño. ¡No mames, qué mierda, qué desesperante sueño! De los peores que he tenido; ni siquiera había música. Hubiera estado bien una grabadora o un radio.

En otra ocasión soñé que el esposo de mi mamá me estaba explicando como funciona una planta desalinizadora, no en un ambiente de interlocución normal viendo a la otra persona, sino como si apareciera solamente una gráfica fea, plana y sin gracia alguna ocupando todo mi campo de visión, en donde me iban apuntando y explicando todo con un láser.





Y más recientemente soñé que editaba una plantilla en Dreamweaver 8; pero que tenía un error, así que durante toda mi etapa de movimiento ocular rápido estuve buscando la solución hasta que me desperté repentinamente en la madrugada y apliqué la nueva técnica que uso cuando sueño que trabajo en la compu: recrear el sueño en mi mente mientras estoy semiconsciente, guardar el documento, cerrar dreamweaver y apagar la computadora. ¡Jajajaja! Jaque-mate, cerebro, tú mismo te derrotas.


No-no, de la verguísima estos sueños; no se los deseo a nadie. De verdad que son frustrantes y exhaustivos.



1.-PERSONAS CON RAICES EN LAS MANOS Y PIES



¡YIUUUUUUUUAKKKKKKKKKK! !"$°!"$!"%!"%! (hice la foto chiquita para verla lo menos posible.)

Esto es lo que más me frikea, definitivamente. No puedo mirar esas manos con raíces por más de tres segundos. Cada que lo hago me volteo irremediablemente para otro lado, siento que la cara y las vértebras se me llenan de hormigas y me sacudo el cabello y la camisa con energía; luego hago un peculiar movimiento con las manos donde las abro y las cierro nerviosamente.

No obstante siempre que algo me recuerda a Dede, el hombre árbol, busco alguna noticia sobre él porque su caso me tiene extrañamente obsesionado. Su problema es genético. Una vulnerabilidad inmunológica hizo que algo tan curable como el virus del papiloma le brotara una especie de
--aaaaahirj21r5t12%!!%!"% aaaaaaaghhhhhhhhhhh rg
fffffffffffggggggggggA!!!!
graaaaaaaaaaagggggggggh!""%!" "!%&!&!&

¡RAICES!... ¡EN LAS MANOS!...

No puedo hacerlo, de verdad que no puedo. Me tomé un video con mi reacción pero no creo que sería prudente ponerlo aquí. Es humillante también, incluso mi exnovia solía torturame al mencionarme las horribles mutaciones en la piel que le aparecían al Dr. Suresh en la serie Héroes y yo me tenía que ocultar bajo los cojines para no escucharla.

Guácala. Es algo lamentable lo que le ocurre a Dede, lo sé; pero véanle el lado positivo. Al menos no tiene que poner un arbolito en navidad, se puede camuflar en la vegetación y procrear a sus vástagos usando las manos. Seguro que es un hombre de buenas raíces raigambres y puede conseguir —ahora que ya lo están curando— un trabajo de planta ¡que diga: de base! en el lugar donde él quiera. Ojalá que lo curen para que no me ponga yo así cada que lo veo. ¡Brr!

En fin, ¿y a ustedes qué les frikea? Yo por mi parte buscaré un buen psicólogo. Por cierto, la razón por la que no había escrito es que estaba un poco desanimado, pero creo que ya estoy bien.

8 de abril de 2009

MEGARED, la peor y más grande cagada en la historia de la humanidad

Y miren que he visto cagadas enormes a lo largo de mi vida en los restaurantes, servicios de la más selecta porquería en pueblitos donde ni la luz del sol llega; sin embargo hasta la cagada tiene alguna utilidad; de ella se puede obtener gas metano como combustible. De MEGACABLE, que es la compañía que ofrece MEGARED, no se obtiene ni un átomo que pueda serte útil. Uno de esos radios para niños made in china que vienen en las cajas de cereal funciona más que cualquier servicio que ellos ofrezcan.

Llevo casi una semana con mi servicio intermitente, es decir, va y regresa como una zorra pérfida y malviviente. Para colmo también contraté servicio de teléfono con ellos, y adivinen qué, ¡también apesta!

NUNCA contraten megared, es la peor basura que se haya engendrado en la historia de todos los universos. Es mejor un servicio en un McDonalds de Mauritania (si es que hay) con niños atendiendo a la gente y escupiendo hamburguesas junto a un galón de insecticida, que en una sucursal de esa compañía infernal. ¡Y las personas que atienden ni se diga! Uno podría poner una cafetera en el asiento de esos ineptos y estoy seguro que haría un mejor trabajo que ellos nada más con enchufarlas.



Total que no pude escribir ayer ni antier así que fui a reportar mi problema o a informarme el por qué no tenía ningún servicio. Adentro de las oficinas ocurrió algo como esto:


Yo.— Buenas, vengo a reportar que no tengo servicio de ningún tipo; ni teléfono, ni cable, ni Internet; quisiera que usted me ayudara a enviar un técnico lo más pronto posible o que reportara el problema con alguien que pueda solucionarlo; por que de hecho es en toda la zona en la que vivo, tengo dos vecinos que están en las mismas...

C.E (Cajera Estúpida de Megacable con cara de dinosaurio):— ¿En qué zona vive?

Yo.— centro...

C.E.— ¡Ah! Mire, nosotros no podemos hacer nada al respecto porque su problema necesita de técnicos. Si fuera usted solo quien tiene el problema entonces sí podría atenderle; pero como no, entonces tiene que llamar al 8-42-02-10

Yo.— ¿O sea que si el problema fuera sólo mío, sí podrían atenderme?

C.E.— Sí, pero de todos modos tiene que llamar al 8-42-02-10

Yo.— Ahí es donde tengo el problema ¿sabe?... ¡Cómo voy a llamar si no sirve mi linea de teléfono! ¿No puede usted llamar y decirle a la central que en mi zona no tenemos ningún tipo de servicio? O no sé... conectarse a la red y reportar el problema...

(La muchacha comienza a enojarse de mi media sonrisa burlona que me característica y a responder chocantemente.)

C.E.— No, no podemos.

Yo.— ¿Por qué? ¿No se supone que aquí es atención al cliente?

C.E.— Sí, pero no podemos, tiene que llamar al 8...

Yo.—...42-02-10... Ya lo sé; pero, con todo respeto, es más probable que me comuniquen con el presidente de Estados Unidos a que me atiendan allí... ¿puede usted por favor reportar mi problema, aunque sea con su superior? Al menos llamar a alguna otra oficina para que le digan por qué no hay servicios en mi zona. Me urge el Internet porque mi trabajo depende de eso.

C.E.— ¡No podemos! Disculpa...

Yo.— ¿Nada? Ni una llamada, ni una señal de humo...

C.E.— No... ahora si no tienes otra cosa que se te ofrezca ¿puedes dejar pasar a las personas que están esperando?

Yo.— Okey, ¿pero sí reciben quejas?

C.E.— Ajá...

Yo.— Bueno: quiero quejarme de que desde hace cuatro días no tengo señal de Megacable sin que nos expliquen por qué, y que en las oficinas no me dejan o no quieren reportar mi falta de servicio... Además de que quiero quejarme de usted con usted... ¿Cómo le tengo que hacer? ¿También tengo que llamar al 8-42-02-10 o pedirle un oficio al gobernador de Veracrúz, un autógrafo a Michael Jordan y enviarlo todo a la O.N.U para que me lo sellen y pueda yo traérselos?

(La cajera comienza a reírse como idiota)

C.E.— Anótalos en aquellos papelitos y los metes en la cajita... luego cuando estés tranquilo llamas al...

Yo.— Aquí está mi licencia de manejo y la CURP. El acta de nacimiento y de bautismo las tengo en mi casa, pero puedo traerlas en menos de una hora. También tengo mis boletas de la primaria y me voy a hacer unos análisis del VIH para que vean que no tengo SIDA...

(Su compañero de junto le dice que puede llamar a tal número para que me atiendan, a lo que C.E accede, toma el teléfono y comienza a marcar.)

Yo.—¡Gracias!

(Pasan unos 30 segundos.)

C.E.— No contestan...

(Me quedo atónito otros ocho segundos como si me hubieran contado algo chistosísimo que no. La cajera se queda a la expectativa de mi respuesta, esperando una explosión todavía mayormente rebosante de sarcasmo.)

Yo.— Mmm... no se me ocurre una buena contestación para eso. Muchas gracias.



¡PFf! Pero en la noche voy a regresar a romperles los cristales para vengarme... o a quemar una caja. Sí, quemar una caja inanimada sin motivo alguno, la solución a todos los problemas del mundo.

5 de abril de 2009

Post ebrio

Putamadre me había drmido bien contento luego de vomitar y que ya no me daba tantas vueltas la cabeza y ahora me despirto y sigo HASTA EL CULO... 3:30PM no seas mamón, Dios, ayúdame me siento muiy mal, y eso que me puse el ventilador toda la noche como suelo hacerlo, me acabo de bañar con agua fria, estoy desnudo y con el viento del ventilador a ala tercera potencia. Estuvo cihido ayer la fiesta habia mas extranjer@s que mexicanos nacos como yo y pues hasta el culo todos, ya estoy recuperando mi nivel dea caballero dorado porque habia yo bajado de ranking entre mi circulo social de amistades de sinapssis etilica inmoderada, era yo de los caballeros de acero no mames, y pues ya todo chingón mi amigo pp mariconi no me dejó irme hasta que se terminará el ultim fueron como 13 botennas de vino y una de caña noséquéverga. Al menos me quedé con la sastisfacción de noquear a varios gringos que nomás se quedaron tirados ahi en una cama totalmente derrotados y yo hasta el culo pero dei pie... strenght and honored, como legionario romano. Estoy seguro que en mi época pasada fui un general romano de esos chingonsisimos y tuertos a quien todos respetaban o Anibal Barca aplastando ejercitos con mi caballeria o Alejandro magno pero HWETEROXESUAL nada de PUETIRAS DE Hefestión, me gustaria morir en una batalla como la de canas o la de gaugamela, o bueno mejor ganarla y quedarme con la gloria, cualquier hombre verdaderamente valioso y respetabl, mujeres, tiene ese tipo de ideas, si conocen alguien así no lo dejen ir porque somos pocos quienes no tendríamos miedo a morir en batalla por nuestra patria y mujers, y eso que acabo de leer a freud con su "por qué de la gerra" ppff! lo que hace uno por redproducirse, pero bueno ... yo siempre chingon y machista como lo he sido hasta ahora, sonrisa de chingón amigos, es la clave de la vida, pongan una sonrisa de chingón ahnte toda adversidad y verán como salen avantes, esp arte de la chingoneiad de la que les hablare luego. bye

2 de abril de 2009

Me da mucho gusto que Honduras le haya ganado a México

Pues perdió la selección nacional contra Honduras... ¡qué puta tragedia! Llamen a la guardia nacional, a Jack Bauer y a todos los Rohirim del Señor de los anillos con todo y Gandalf, fanáticos chupasudor de futbolista... ¡Ah! Y no se olviden además de pedir que los rifles mágicos del ejército estén cargados de sentido común para descargárselos en el culo a todos ustedes quienes crean que México tiene un futbol de alto nivel, incluso arriba de Argentina u Holanda. Porque no es así.

Siempre he dicho que la selección mexicana es el equipo de futbol sucker más sobrevalorado del mundo, y por mucho. Eso además de tener las precampañas televisivas más costosas, sensasionalistas y engañosas antes de cada evento deportivo internacional que ni Satán ni yo podríamos ingeniar. Bueno sí.

Pero ¿han visto cuanta publicidad hacen en un partido amistoso de México vs Trinidad y Tobago? ¡No me rayen los huevos! Casi casi que viene Benedicto X-Y a desearles un buen partido, se ingenian una fiesta nacional que incluye comediantes y conductoras buenísimas unineuronales, y nos ponen en el televisor un contador en retroceso que indica cuánto falta para que empiece el partido. ¿Y todo para qué? ¿Para ver un jodidísimo juego lleno de imprecisiones y de tarjetas amarillas que termina en un decepcionante empate? ¡No me pinches chingues la concha de tu madre! Es más entretenido ver el canal del congreso en la hora en la que están durmiendo todos. Aparte no mamen, ni siquiera sabe uno con exactitud donde está Trinidad y Tobago; incluso yo creí que eran dos bailarines africanos de raza negra llamados de esa manera, Trinidad y Tobago, o una especie de bebida sabor amaranto.


Mapa de Trinidad y Tobago.


Qué flojera de fútbol, de verdad. Lo peor del caso es que la mayor parte del país está contaminada por ese vínculo población-selección que nunca debió, ni debe de existir.

¿Si saben a lo que me refiero, no? Bueno, entonces, si no saben, les apuesto lo que quieran a que este predicador de ignorancia con aliento a vómito lo sabe.




Javier Alarcón.- "Hola México, mi nombre es Javier Alarcón, comentarista principal de Televisa Deportes. Una buena técnica publicitaria que aprendí en el TEC (del que apenas me gradué) es hacerle sentir a la gente que es parte del equipo o del producto, diciéndoles cosas como 'nosotros y ustedes vamos a lograrlo'. Por ello es que siempre que juega la selección le digo a la gente: 'VAMOS A GANAR'; 'SOMOS UN GRAN EQUIPO'; 'TENEMOS LA CAPACIDAD DE SER CAMPEONES DEL MUNDO'.

No obstante, cuando la selección pierde me deslindo de cualquier asociación grupal con aquellos fracasados y cambio el NOSOTROS por USTEDES. Es decir: 'IBAN A GANAR'; 'SON UN BUEN EQUIPO, PERO LES FALTA'; 'TIENEN LA POSIBILIDAD DE SER CAMPEONES, PERO EN UNOS DIEZ AÑOS.'

De esta manera no pierdo credibilidad y proyecto profesionalismo al no mostrarme ni riguroso ni condescendiente con el resultado obtenido por el equipo. ¿Apoco no soy bien inteligente?..."


¿Alguno de ustedes futboleros panzones se dio cuenta del cambio tan repentino que este hipócrita hijo de puta tuvo en la manera de referirse a la selección antes y después del partido? Si es así los felicito por su enorme C.I.

Que hagan eso en Televisa es lo que me retuerce el bálano con salsa valentina. Primero enajenan a millones con anuncio tras anuncio sobre fútbol de mala calidad; luego les emocionan y les hacen creer que tienen un equipo de primer nivel; y al final, cuando el equipillo pierde, fingen demencia y dicen que la selección no está al nivel de otros países y que le falta mucho para ganar la copa del mundo.

Yo no digo que esté mal que el mexinaco promedio se emocione con los juegos y apoye a su equipo con tequila, corazón y un poco de limón. Lo que sí veo muy mal es que los televisos generen fantasías para conseguir más rating, pues lo que consiguen es asociar a todo un país con un equipo conformado por 21 mariquitas que cuidan más su peinado que el balón; y que cuando esos analfabetas pierden, entonces pierde todo el país entero. Ojo, la selección mexicana no es México.

En un nivel subconsciente lo que le dicen al mexinaco promedio es: "tú, nosotros y la selección somos un mismo equipo; el equipo perdió; nosotros ya no somos parte del equipo; la selección es un fracaso; tú eres un fracasado". Quedando el resabio de decepción y de mediocridad inherente en el corazón de cada ingenuo que se pintó los colores de su patria en su cara de payaso triste; colores ahora surcados por lágrimas difuminadas en verde, blanco y rojo, pues primero se sentían capaces y luego los llaman incapaces.

Por este tipo de deslealtades es que surgen frases mediocres como: "Ya merito", "¡chinitas!", "malditos penales" o el famoso "jugamos como nunca, perdimos como siempre".

Así es que la próxima vez que quieran culpar a su selección de futbolistas retrasados, piénsenlo dos veces antes de hacerlo y mejor culpen a quienes les engañaron y les hicieron creer que ese grupo de deportistas conformado por bizcos, enanos, jorobados y maricones, está a la altura de un Brasil o una Argentina (futbolísticamente hablando.)

Ojalá que México no vaya al mundial en esta ocasión para que les sirva como lección de humildad a sus futbolistas "estrella" y principalmente para que el pueblo se desintoxique un poco de esa idiosincrasia colectiva del "juntos lo logramos todo" y se preocupe más en lograr triunfos individuales que grupales. ¡Hagan un esfuerzo PROPIO que aquí no somos comunistas, hijos de su putísima verga! Nada de conseguir objetivos en grupo.

Además sería un beneficio enorme a nuestra cultura si dejaran de llevar atrocidades como:


El compayito

o



La señora de los tamales que sólo es graciosa cuando sale de los escenarios.

Vaya mierda.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...